banner
 

El Callao es quizá la parte de Lima más temida por algunos, y esa es una de las razones por la que no muchos se animan a visitar esa parte costera de la capital peruana. Sin embargo, la provincia constitucional tiene un distrito bastante agradable, y se trata de La Punta.

La arquitectura en esta parte del Callao es totalmente diferente a la usual de Lima, y se trata porque en los años 30 fue habitado inmigrantes italianos. Lamudi, el portal inmobiliario con mayor desarrollo en el Perú, enlistó una serie de lugares que no te puedes perder al momento de visitar o mudarte a este distrito.


1. La plaza principal
Es en este lugar donde se encuentra la glorieta principal, no solo en madera sino también con concreto y fierro. Un novedoso atractivo de la plaza es la presencia de un piano, iniciativa hecha por el Mall Aventura Plaza para que las personas pierdan el miedo ante el instrumento, ante la frase “Play me, I’m yours”.


2. El malecón
Desde aquí se aprecia el mar, mientras que al norte está el malecón Figueredo; al sur se encuentra el malecón Pardo y Arenillas. Aquí se encuentran las glorietas desde donde se puede acercar más para contemplar el sunset o respirar la brisa marina.


3. Cantolao
A diferencia de las usuales playas con arena, esta se trata de una con piedras; y lo interesante es que desde aquí se puede apreciar la isla San Lorenzo y el Frontón. Los domingos de verano se aprecia mayor cantidad de personas disfrutando el mar, aunque durante el invierno es un lugar para meditar.


4. Las islas
Nadar con lobos marinos sin salir de ciudad es posible, y esto gracias a la fauna de nuestro riquísimo Mar de Grau. En las islas Palomino, a pocos minutos de la isla San Lorenzo, se puede disfrutar de la compañía de estos tiernos animales, los que ya están acostumbrados a la presencia humana.


5. Humedal costero La Arenilla
Un lugar para el avistamiento de aves migratorias, donde se tiene la posibilidad de hacer un tour. Una diversidad de aves playeras llega cada año desde Norteamérica para descansar en el distrito chalaco, agregando que también se observan pingüinos de Humboldt e incluso tortugas.


6. Comer rico
¿A quién no le gusta comer bien? Restaurantes con frutos del mar del día están a la orden. Durante el día se aprecian a los vendedores de artesanías en las afueras de los establecimientos, mientras que en la noches salen los mejores anticuchos y picarones a buen precio.